Utilizamos cookies propias y de terceros. Continuar navegando implica su aceptación.Más informaciónAceptar
Incienso Orishas Yemanya 16 Varillas
Incienso Orishas Yemanya 16 Varillas

Incienso Orishas Yemanya 16 Varillas

Incienso para la maternidad, protección y fertilidad. 

Incienso para la maternidad, protección y fertilidad. 

Orisha mayor, madre de la vida y madre de algunos dioses. Dueña del mar y de la luna. Diosa de la maternidad universal y de las aguas salobres. 

Es la dueña de las aguas y al representar al mar como fuente fundamental de la vida se considera madre universal. No sólo es dueña de los mares, sino que de todo lo que hay en ellos.

Olofi, el Todopoderoso, para que el mundo existiera, convirtió el vapor de las llamas en nubes, para que de ellas cayera agua para extinguir el fuego que cubría la tiera impidiendo que surgiera la vida. 

De tanta agua que cayó, se llenaron los huecos enormes que había entre las rocas, formandose asó Olokun, el Océano (terrible y temido por todos). 

Pero el mar tiene también un lado bueno, al permitir que surgiera la vida (el caracol, primero habló antes de exisitir el hombre) y este mar es Yemanya, quien existía antes que nada existiera, tendida cuan larga era.

Un día, sintió dolor en el vientre y de él salierón los ríos, los orishas y todo lo que alienta y vive sobre la tierra.

2,50€

IVA incl.
Comprar

Incienso Orishas Yemanya 16 Varillas

IVA incl.

2,50€

Incienso Orishas Yemanya 16 Varillas
Comprar

Incienso para la maternidad, protección y fertilidad. 

Incienso para la maternidad, protección y fertilidad. 

Orisha mayor, madre de la vida y madre de algunos dioses. Dueña del mar y de la luna. Diosa de la maternidad universal y de las aguas salobres. 

Es la dueña de las aguas y al representar al mar como fuente fundamental de la vida se considera madre universal. No sólo es dueña de los mares, sino que de todo lo que hay en ellos.

Olofi, el Todopoderoso, para que el mundo existiera, convirtió el vapor de las llamas en nubes, para que de ellas cayera agua para extinguir el fuego que cubría la tiera impidiendo que surgiera la vida. 

De tanta agua que cayó, se llenaron los huecos enormes que había entre las rocas, formandose asó Olokun, el Océano (terrible y temido por todos). 

Pero el mar tiene también un lado bueno, al permitir que surgiera la vida (el caracol, primero habló antes de exisitir el hombre) y este mar es Yemanya, quien existía antes que nada existiera, tendida cuan larga era.

Un día, sintió dolor en el vientre y de él salierón los ríos, los orishas y todo lo que alienta y vive sobre la tierra.
  • Envío 24-48 horas
  • Pago seguro
  • Recogida gratis en tienda